Nieve en mi corazón.


Lena alzó su pálido rostro, observando la nieve adherida a aquel torcido tronco. ´Algo muy parecido a lo que sucede en mi corazón´ pensó suspirando, jugueteando con el vapor que salía de sus labios.
A pesar de estar sentada bajo el grueso tronco, externamente no sentía frío alguno. Y en cambio, su corazón estaba congelado... ya sólo era un pedazo de hielo.

-Lena -se escuchó de lejos.

Tum tum.
Su corazón latió con tal fuerza, que debió alzar su mano hacia su pecho, oprimiéndolo para disminuir el dolor.

-Lena, te he estado buscando... -musitó Christofer con un tono de voz tembloroso. Se arrodilló, tocando con ambas manos sus frías y ahora casi sonrojadas mejillas.

Tum tum.
Era increíble que este simple tacto, le transmitiera tal calidez. Ya podía sentír el bombeo de su corazón.

-¿Qué haces aquí?, te puedes resfriar. -Susurró monocorde, mordiendo su labio inferior... esto sólo lo hacía cuando se preocupaba.
-Sí, es sólo... otra niñería mía. Quería hacer un mono de nieve, pero es extraño ¿sabes? a pesar del frío, mi cuerpo está tibio y sólo mi corazón se ha congelado.

Christofer sonrió tiernamente apoyando su frente contra la de ella, cerrando sus ojos.

-Tontita, por eso te he dicho que no salgas sin mí cuando este nevando... porque solo yo le doy calidez a los latidos de tu corazón. ¿Acaso no lo sabías?.

14 susurros:

jocelyn...bravo dijo...

linda historia......... sigue escribiendoooooo....

necesitas calor en tu corazón???...bueno o tambien...me congelo de hecho

Esme dijo...

Que belleza!!! Este y el anterior relato son hermosos...hermosos.
Ooo y gracias por pasarte por mi blog. :P

Cari Rojas dijo...

Es muy hermosa, trasmite mucho sentimiento.
Se nota que tienes talento =)

Mica... ♥ dijo...

Está bueno lo que escribis, me gusto :)

Un beso, Te sigo

Sophie dijo...

Que lindo lo que escribís :)

Soñadora E dijo...

Me encanta tu blog, es precioso lo que escribes. Me llega mucho la verdad.
Empece a seguirte anoche pero no me dio tiempo a comentarte. Un saluddo;

Espérame en Siberia dijo...

El enigma de cómo un corazón roto puede seguir latiendo, ¿no?

¡También te leo y sigo, encanto! :)

BF dijo...

aaaaaaaaaaaaaaahi, me encantó !

Antonella dijo...

Qué hermoso blog!
te felicito, me encantó

ChicaGuau dijo...

Me gusta mucho la forma de tu blog ^^
Yo también te sigo.

¡Un mimo!

Disorder. dijo...

es mágico...

Mirentxu dijo...

Pequeña eres la mejor escritora del mundo!! y la unica que capata mi atencion de pesima lectora Te adoro :**

Anónimo dijo...

awwwww mas lindo;me encanto!!!

COCOA dijo...

lindo C:

Publicar un comentario