En el vagón del tren.


Llevaba un buen rato jugueteando con un cigarro, lo miraba, lo posaba sobre sus labios y suspiraba.

-¿Fuego? - ofreció con voz ronca el hombre de traje negro, parado junto a ella.

-Eh, mira, está prohibido fumar. - respondió arrugando la nariz, divertida.

-Lo sé - sonrió torcidamente sentándose junto a ella -¿Cuál es tu nombre?

-Penélope - Musitó guardando el cigarro en su cartera.


Ella no fumaba.





{Mis sinceros agradecimientos por los comentarios, no saben cuán feliz me hacen}

7 susurros:

Fat'nChic dijo...

mi piacerebbe capire quello che scrivi perchè sembra tutto così pazzescamente romantico...

Kesdra dijo...

Me gusta :) creo que te lo he dicho ya pero... tienes un blog alucinante ^^ un abrazo

Matz dijo...

LINDO ;)

Katy dijo...

De acuerdo tu blog representa mucha dulzura (:

Muy bonita entrada !

Besos

Adolfo Payés dijo...

Me gusto tu escrito..la fluidez de la lectura aun corta .. interesante..

Un abrazo
Saludos fraternos

Gracias a vos por tu presencia igual..

· Alba · dijo...

Precioso: sencillo y sentido.

jocelyn...bravo dijo...

es como sexy...jejeje...te adoro peke

Publicar un comentario